Otros truquitos…….

Ten en cuenta estos factores clave para limpiar la piel.


SIN EXAGERAR: Limpiar demasiado la piel puede acelerar la producción de grasa.  Procura evitar el uso de productos que eliminen grasas naturales de la piel; de lo contrario, las glándulas sebáceas trabajaran en exceso para compensarlas.  Si al finalizar el ritual de limpieza sientes el cutis  demasiado seco o tenso, posiblemente los productos que estas utilizando sean muy agresivos para tu tipo de piel y debas cambiarlas. 

EL AGUA: Procura lavarte la cara con agua tibia, ya que demasiado caliente puede resecar la piel, alterar su barrera de protección natural y ocasionar la aparición de telangiectasias  (arañas vasculares),  en las zonas delicadas del rostro.  Para tonificar el cutis en la mañana y activar la circulación, después de limpiar salpícalo con agua fría.

SIN RESECAR:  Los jabones faciales están diseñados para respetar el manto ácido de la piel y por lo tanto, conservan su equilibrio, limpian y algunos, inclusive, también sirven para hidratar.  Antes de tomar la decisión de compra hazte un diagnóstico de piel.




Comentarios